Tres de cada cuatro municipios de la provincia, un total de 44, formalizaron su adhesión a la «Rede Ágora» de Concellos por la recuperación del espacio público impulsada por la Diputación. Se trata de un proyecto del departamento de Movilidad que tiene como objetivo que los municipios de la provincia multipliquen el espacio destinado a las personas en las villas, ciudades y cualquier núcleo de población reduciéndolo a los vehículos a motor.

En el caso de la zona del Val Miñor la adhesión fue formalizada por Nigrán y Gondomar, y aprobada en Pleno por Baiona, que aún no tramitó su alta, mientras que en el Baixo Miño la adhesión fue total, ya que aprobaron en Pleno o por Junta de Gobierno los principios de la red y la adhesión: Tomiño, O Rosal, Tui, A Guarda y Oia.

La inclusión en la ‘Rede Ágora’, supondrá para los Concellos la participación en programas y ayudas provinciales, la recepción de asesoramiento por parte de personal especializado, la captación de recursos externos para financiar proyectos (nombradamente fondos europeos), la representación en las redes ‘Ciudades que Caminan’ y ‘Ciudades por la Bicicleta’), la participación en cursos, conferencias y exposiciones, así como en el impulso en acciones de sensibilización en los centros educativos.

Algunas de esas iniciativas previstas para los próximos meses son la creación de un Consejo Asesor participado por profesionales de reconocido prestigio, la realización de líneas de subvenciones para proyectos de recuperación del espacio público, la creación de una ‘Facultad Ágora’ para formación de personal técnico, una mesa de trabajo, así como la celebración de un Congreso Internacional y los Premios Ágora a las mejores intervenciones en el espacio público de la provincia.