Una semana después de medirse a los equipos profesionales en el Campeonato de España, el Vigo-Rías Baixas retoma el calendario Élite y Sub23 en una de las grandes clásicas de la categoría. La Loinaz Proba celebra este domingo su 92ª edición y marca el inicio de los tres últimos meses de competición. Asentada en la segunda posición del ranking Élite de la Real Federación Española de Ciclismo (RFEC), la estructura estará liderada en tierras guipuzcoanas por su jefe de filas Samuel Blanco.

El redondelano está exhibiendo su regularidad desde el arranque de esta campaña. Quinto en la clasificación individual de la RFEC, el pasado domingo se codeó con las grandes estrellas del ciclismo español en el campeonato estatal celebrado en Murcia.

Carlos Cobos y Julián Barrientos, los otros dos referentes del conjunto flúor, también serán de la partida en la Loinaz Proba. La alineación dirigida por Iván Rodríguez la completan Lois Rodríguez, Gabriel Ochando, Santi Martínez y Jaime Guzmán.

El recorrido de 144 kilómetros, con salida y llegada en la localidad de Beasain, ejemplifica la exigencia habitual de las carreras en Euskadi. Los corredores tendrán que ascender seis puertos puntuables, los cuatro últimos situados a partir del km 100.