ALFREDO

Tras nueve meses en prisión provisional, Francisco González Lameiro, único investigado por la explosión de material pirotécnico en Tui que dejó dos víctimas mortales en el barrio de A Torre de Paramos, está en libertad provisional.

La titular del juzgado de instrucción Número 1 firmó el lunes el auto por el que acuerda libertad provisional con la obligación de comparecer en sede judicial cuando le sea requerido, concretamente los días 1 y 15 de cada mes. A la vez decreta la retirada del pasaporte.

Lameiro estaba en prisión provisional desde el 29 de mayo, seis días después de que se produjera la explosión de un almacén ilegal de material pirotécnico en el que murió un matrimonio y que voló el barrio de A Torre, en la parroquia de Paramos.

La decisión de la jueza es contraria a la petición del Ministerio Público, que solicitó que se mantuviera la prisión provisional comunicada y sin fianza, al igual que la letrada de la plataforma de afectados, según confirmó su portavoz, Lupe Pérez. La jueza razona en el auto que la instrucción “está prácticamente finalizada, restando únicamente, la valoración pericial de los daños materiales producidos a causa de la explosión, sanidad definitiva de algunos de los lesionados, así como la realización de acciones a un centenar de perjudicados, extremos todos ellos que inciden más bien en la envergadura de la responsabilidad civil derivada del delito que en la misma relevancia penal de los hechos”.

La jueza considera que “en el momento procesal que nos encontramos, no se estima que el investigado pueda ocultar, alterar o destruir fuentes de prueba, no solo por la evidencia de los hechos acaecidos, puesto que la prueba de que el investigado detentaba y almacenaba productos o material pirotécnico sin salvaguardar las condiciones de seguridad y sin ningún control administrativo, se ha puesto de manifiesto con la explosión de la nave sita en Paramos donde presuntamente, el investigado había almacenado material explosivo, de manera que ninguna prueba pueda ser detraída a la investigación policial e instrucción judicial sino por los posteriores hallazgos en dos galpones cercanos“.