Escape de gas en Gondomar
BANDALLO // Los bomberos en la calle Emigrante, en Gondomar.

Alertados por el fuerte olor a gas que se apreciaba hoy en la calle Emigrante, la Policía Local de Gondomar, el GES de O Val Miñor, y los bomberos de O Baixo Miño (Porriño) se vieron obligados a intervenir en la zona.

Los hechos se produjeron sobre las 12:00 horas, cuando una máquina que realizaba las obras de humanización de la calle Emigrante, perforó una de las tuberías del gas, provocando un importante escape que alarmó a los vecinos y a todas las personas que se encontraban en la zona en ese momento.

La Policía Local de Gondomar acordonó las calles adyacientes a la Emigrante. Por su parte, la compañía de gas cortó el suministro, que afectó a 95 vecinos, para proceder al arreglo de la tubería lo antes posible. En estos momentos el suministro de gas ya se encuentra restablecido, excepto en el edificio que está ubicado frente al lugar donde se produjo la rotura.

La Unidade Especial NRBQ (Defensa Nuclear, Radiológica, Biológica y Química) de los Bomberos de O Baixo Miño comprobó dentro de las viviendas de la zona si había altos niveles de gas, aunque el resultado que arrojó el medidor fue negativo.

VÍDEO Y ENTREVISTA

 

Humanización de la calle Emigrante

Según informó en una nota de prensa el Concello de Gondomar, las obras de humanización de la calle Emigrante comenzaron el pasado jueves, entre Ángel Urzáiz y Levada do Beco, y finalizarán el próximo 31 de diciembre.

La empresa Construcciones Fechi S.L.U. es la encargada de realizar las obras que tienen un presupuesto de más de 60.000 euros aportado por la Diputación de Pontevedra.

Al mismo tiempo el Concello de Gondomar está estudiando un proyecto a mayores para llevar a cabo mejoras en el saneamiento y pluviales de dicha calle dado el mal estado en que se encuentra. Un proyecto que podría ascender a otros 60.000 euros.

escape_gas_gondomar2