Óscar Vázquez

Personal de la Consellería do Mar está evaluando posibles aficiones en los bancos marisqueros como consecuencia del arrastre de cenizas y de corrimientos de tierras que fueran a parar al mar.

Así, personal de la Dirección General de Desarrollo Pesquero está visitando Baiona y A Guarda y evaluarán la situación con las asistencias técnicas de las cofradías. Además, desde el Servicio de Gardacostas está revisando las zonas de Arcade y Baiona, donde se aprecia agua turbia y restos de ramallos. También se está centrando las inspecciones en las desembocaduras de los ríos Miñor y Verdugo

El personal de la Consellería do Mar mantiene la alerta y seguirá haciendo seguimiento en las zonas susceptibles de afectación de sus bancos marisqueros, próximos a montes quemados, con el objeto de evitar desprendimientos, corrimientos de tierra o alteración de los cursos fluviales.