La delegada territorial de la Xunta en Vigo, Marta Fernández-Tapias, se acercó hoy hasta el IES Primeiro de Marzo en Baiona para supervisar el final de las obras que, según dijo, “supondrán una importante mejora desde el punto de vista energético”.

En este contexto, la representante autonómica destacó el alcance de los trabajos que supusieron una inversión por parte del Ejecutivo autonómico de cerca de 293.000 euros y que consistieron en el relevo de la carpintería exterior del edificio principal en aulas, despachos y talleres, con una instalación en aluminio con rotura de puente térmico.

Se optó así por un acristalamiento bajo emisivo de alta eficiencia energética, con cámara de aire y vidrio laminar que ofrece mejores prestaciones para la reducción del ruido en el interior; y por aperturas oscilobatientes, con el objetivo de aumentar la superficie de ventilación y facilitar su apertura y limpieza. Al mismo tiempo, se instalaron persianas enrollables de aluminio hacia el exterior con refuerzo.

Una intervención que la delegada, recordó, se suma a las obras de reforma de la instalación eléctrica en el CEIP de Sabarís y EEI O Areal y el cierre del CPI Cova Terreña, recientemente finalizadas.

Fernández-Tapias, quien estuvo acompañada en la visita por parte de la dirección del centro, el jefe territorial de la Consellería de Cultura, Educación e Universidade, César Pérez Ares, y miembros de la unidad técnica del departamento autonómico, cifró en cerca de 12,5 millones de euros la inversión del Ejecutivo gallego este 2021 en mejoras en centros educativos del área de Vigo. Una nueva muestra, dijo, del compromiso de la Xunta de Galicia con la ciudad y su entorno.