El alcalde de Gondomar, Paco Ferreira, y la edil de Benestar Social, Nuria Lameiro, acompañaron este miércoles a representantes de ANPAS y monitoras de los comedores de los colegios del municipio en una visita a la empresa concesionaria del servicio. En ella pudieron conocer de primera mano el proceso de elaboración y trazabilidad de los menús que se sirven en los centros escolares.

El gobierno local completa con esta visita la ronda de contactos iniciados hace semanas con el fin de controlar y garantizar el correcto funcionamiento del servicio, facilitando que madres y padres conocieran de primera mano los diferentes protocolos que se aplican desde la recepción de los alimentos hasta que se sirven en los colegios, pasando por la conservación, el cocinado y posterior traslado.

Responsables de la empresa los acompañaron en un recorrido pormenorizado por las distintas dependencias (congeladores, cocinas, almacén, salas de control…), atendiendo en todo momento las diferentes dudas y preguntas que surgían a las ANPAS.

Ferreira aseguró que “la reacción de mi gobierno siempre será inmediata ante cualquier duda que pueda surgir en cuestiones como la alimentación de nuestros menores, y actuaremos en esta línea para garantizar que se cumplen los contratos de forma íntegra y escrupulosa”.

En este sentido, previo a la visita a la concesionaria, el regidor, junto a la edil Nuria Lameiro, se reunieron con los representantes de los padres y madres, con las monitoras y cuidadoras de los comedores, y la dirección de los diferentes centros, atendiendo sus demandas.

“La salud de nuestros pequeños siempre es lo primero y aplicaremos estos mecanismos de control ante cualquier duda o problema que pueda surgir, actuando con total transparencia y garantizando la calidad del servicio que se presta”, concluyó Ferreira.