Esta semana finalizaron los trabajos de mejora de la accesibilidad en el en torno del Estadio Municipal de A Sangriña y en la bajada a la playa de Fedorento, en A Guarda.

En el frontal del Estadio de A Sangriña se retiró la acera existente que se encontraba ya muy deteriorada y se ejecutó una nueva de hormigón en color ocre, mientras que en la bajada a la playa de Fedorento, además de la mejora de la acera existente, que se encontraba ya muy deteriorada, se realizó también una pre-instalación para telecomunicaciones y suministro eléctrico, así como la mejora de la recogida de aguas pluviales.

Hasta allí se desplazaron el Alcalde de A Guarda, Antonio Lomba y el concejal de Vías y Obras, Miguel Español para supervisar el final de las obras, que contaron con una subvención total de 48.361,55 € con cargo al Plan Concellos 2020 – Línea 1 de la Diputación de Pontevedra.