Gol y calidad para el Acanor Novás
FOTO PATRY RIVAS

Una de las joyas del balonmano gallego llega a O Rosal después de jugar las últimas temporadas en el OAR Coruña, dónde estuvo afincado mientras cursaba sus estudios de arquitectura.

La perla viguesa (1994), que puede jugar en cualquier puesto, viene para desenvolverse en el puesto de central, destacando su faceta goleadora (217 goles esta temporada).

Para el técnico Isma Martínez, Iglesias viene a “cubrir la notable baja de César en la dirección de juego, espero que su criterio nos de mucho juego con los laterales y pivote”. También sabe de su velocidad, que espera aprovechar “en la segunda oleada y también al hacer balance defensivo, dónde puede aportar tanto en el avanzado o en un segundo, en la defensa 6:0”.

Formado en las categorías inferiores del Seis do Nadal, era un habitual en las convocatorias de la selección, también en balonmano playa, y pasó de ahí al OAR Coruña. Entre ambos, vivió un año en Polonia, entrenando con el potente Wisla Plock.

Un fichaje importante, de presente y futuro, de cara a la ilusionante temporada.

El club sigue sumando refuerzos tras anunciar anteriormente la de Adrián Boullosa, y sigue buscando al menos a un primera línea más, así como de tratar de cerrar las renovaciones con el resto de jugadores que van bien encaminadas.