Más de 40 jóvenes de Gondomar de entre 8 y 13 años han recibido durante dos semanas formación teórica y práctica sobre las herramientas y medios existentes para realizar un uso responsable e inteligente de Internet.

La edad media del uso de dispositivos conectados a Internet es cada día menor. Conscientes de los peligros que entraña un uso incorrecto de estos, el departamento de Juventud de Gondomar, dirigido por Nuria Lameiro, ha desarrollado en la primera quincena de julio un curso sobre ciberseguridad dirigido a los más jóvenes, por ser este el sector de población víctima más frecuente de los ataques informáticos.

El curso fue impartido por una ingeniera informática y una divulgadora científica. El objetivo de la actividad era reflexionar con sus participantes sobre el uso de Internet, facilitarles las herramientas para tomar las precauciones necesarias y protegerse de amenazas externas, así como reconocer los comportamientos que pueden ser peligrosos como usuarios o para terceras personas.

El número de ciberataques en España ha crecido un 125% con respecto al último año, según informaciones publicadas. Además, el sector de la juventud se ha convertido en diana fácil para los ciberdelincuentes o para el ciberacoso en redes sociales.

El curso partió de tres premisas: usar inteligentemente Internet, ser amable en la red y ser valiente «manténdonos sempre seguros ou en alerta». Así, durante dos semanas se fijaron conceptos sobre el ciberespacio y la ciberseguridad, para avanzar después sobre la diferencia entre el uso y el abuso de las redes sociales, los hackers buenos y malos y sobre cómo reconocer a quienes quieren hacerse con nuestros datos.

Una cuestión importante que no se dejó atrás es el problema de las adicciones digitales que estas nuevas tecnologías están creando entre los jóvenes. Se trata de un problema cada vez más real en la sociedad y que requiere de la intervención de especialistas.