ARCHIVO

Gondomar tiene todo preparado para recibir a sus Majestades los Reyes Magos de Oriente que, a pesar de las circunstancias que estamos viviendo, no quisieron dejar de pasar por el municipio y participar en una cabalgata algo diferente pero igual de especial que la de otros años, “una cabalgata estática en la que serán los pequeños los que, siguiendo un camino marcado, se acerquen hasta ellos para saludarlos y recibir sus caramelos.

La cabalgata arrancará a la 17.00 horas de la tarde de este martes con la recepción oficial de Gaspar, Melchor y Baltasar en el Concello de Gondomar por parte del alcalde, Paco Ferreira, e integrantes de su equipo de gobierno. Posteriormente, saldrán al balcón de la Casa Consistorial para saludar a los pequeños y las familias allí reunidas.

Una vez en sus tronos, dispuestos en el interior de la carpa de la Plaza Paradela, recibirán a los más pequeños de la casa que podrán pasar ante ellos y saludarlos, y recordarles qué regalos esperan bajo el árbol esa noche.

Un dispositivo de más de una veintena de personas, entre efectivos de Protección Civil, Guardia Civil, Policía Local y voluntarios, vigilará el correcto desarrollo del evento que tendrá como punto de partida la esquina de la Avenida Elduayen con la Plaza Paradela en sentido descendente. Todo recorrido estará vallado y en el suelo se marcarán con tiras de espera la distancia de seguridad que debe mantenerse. Tras saludar a los Reyes, la carpa se abandonará por el lado contrario de la entrada dirección al palco de música.

Para la ocasión se dispondrá de 150 kilos de caramelos que se repartirán en bolsas individuales y cerradas a los niños, que mientras esperan su turno podrán disfrutar de los seres mágicos que compondrán este año la cabalgata, como la Reina de la Nieve, un Oso Polar o Hadas, así como divertirse con los simpáticos duendes y sus bromas.

El alcalde de Gondomar, Paco Ferreira, recuerda que “aunque diferente quisimos que la Navidad mantuviera la ilusión y magia que siempre tiene en nuestro municipio, y por eso adaptamos las actividades a la situación que vivimos, compaginando la seguridad de nuestro vecindario con la posibilidad de vivir lo mejor posible la Navidad”.