La corporación municipal de Gondomar se sumó este 25 de noviembre, Día Internacional para la Eliminación de la Violencia contra la Mujer, a la convocatoria secundada por los municipios de toda España en memoria de las mujeres asesinadas a manos de sus parejas y ex parellas. En lo que llevamos de año, un total de 41 mujeres a las que se suma la muerte de tres menores, y por ellas se guardó un minuto de silencio que se cerró con una pequeña performance de la agrupación de danza local, Ldanzia con el tema “Sola”.

Un acto a lo que Gondomar “se seguirá sumando mientras siga existiendo violencia contra las mujeres por el simple hecho de serlo”, manifestó el regidor, Paco Ferreira, que subrayó que la jornada debe “servirnos como denuncia contra los estereotipos que permanecen instaurados en nuestro día a día y que mantienen viva la violencia contra las mujeres”.

Recordaron en el manifiesto que el 25 N “no es una jornada para conmemorar, y sí para recordar a las mujeres asesinadas, y señalar el camino que queda por recorrer hasta alcanzar una igualdad real entre hombres y mujeres, acabando con las distinciones de género que son el germen de la toda violencia machista”.

Destacaron el papel que toda la sociedad debe desempeñar en esta lucha, pero se hizo especial hincapié en las administraciones locales, al estar en primera fila a la hora de denunciar y visibilizar la violencia de género. “Los gobiernos locales jugamos un papel decisivo apostando por la educación y concienciación de la ciudadanía, y en la aplicación de la perspectiva de género en todas nuestras políticas y acciones”, manifestó la concejala de Igualdad, Nuria Lameiro, quien reiteró el compromiso “del gobierno de Gondomar de seguir combatiendo con todos los recursos disponibles a nuestro alcance la violencia contra las mujeres