El alcalde de Gondomar, Paco Ferreira, copresidió esta mañana, junto a la Subdelega del Gobierno en Pontevedra, Maica Larriba, la junta de seguridad local y en la que también participó, entre otros, el Coronel Jefe de la Guardia Civil, Simón Venzal.

En el encuentro se analizaron los diferentes asuntos relacionados con la seguridad del municipio, destacando los bajos niveles que registra en número de infracciones penales.

Según se expuso en la reunión el pasado año, se registró un descenso en el índice de delitos cercano al 12%, a lo que se sumó el incremento en un 22% de esclarecimiento de casos por parte de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado.

Una tendencia a la baja que se mantiene en el 2019, según los datos que se manejan hasta el momento, y que sitúan los índices de criminalidad de Gondomar por debajo de la medida de la provincia de Pontevedra y también en cifras inferiores a la media nacional.

Un dato que valoró positivamente el regidor, quien agradeció en ese sentido la labor que realizan tanto la Guardia Civil como los efectivos de la Policía Local, destacando la buena sintonía que existe a hora de atender la seguridad del municipio por parte de ambos cuerpos. Señaló además la dificultad añadida que supone para ellos la gran extensión del municipio que deben cubrir, cerca de 75 kilómetros cuadrados.

En la junta local también se analizaron los datos de la violencia de género subrayando la importancia que tiene el hecho de que Policía local y Guardia Civil mantengan una relación de colaboración contante entre ambos Cuerpos en la lucha contra este tipo de delitos, en la que cuentan con la implicación clara del Concello y de su Centro de Información da Muller.

Agradeció también Ferreira la implicación activa que la Subdelegada del Gobierno demuestra siempre que se habla de cuestiones de seguridad ciudadana así como su implicación en la colaboración en cuestiones fundamentales para la localidad.