El Concello de Gondomar da los primeros pasos en los trabajos de reforma y acondicionamiento del antiguo centro de salud de la villa Condal para poner en marcha, en cuanto sea posible, la reestructuración de los departamentos del Concello anunciados en su momento por el regidor, Paco Ferreira.

Tal y como adelantó en su día Ferreira, «después de que se traslade el centro de salud a sus actuales dependencias en As Ánimas, se iniciará su rehabilitación y adaptación de espacios para trasladar al viejo inmueble diferentes departamentos que se situarán en un mismo lugar para facilitar a los ciudadanos su gestión diaria cuando se acercan al consistorio”.

Inicialmente está previsto que los departamentos de Urbanismo, Patrimonio y Vivienda se trasladen a la primera planta del edificio, mientras que la inferior será utilizada por el Servicio de Bienestar Social y la Concejalía de Igualdad, actualmente en la Casa de la Cultura.

La nueva configuración propuesta por el gobierno local “busca adaptar las dependencias municipales a la normativa de accesibilidad vigente, así como la eliminación de barreras arquitectónicas existentes que impiden un uso idóneo y cómodo para todos los usuarios”, apunta el regidor.

Es el caso de las dependencias de Servicios Sociales e Igualdad, cuyos accesos estrechos y con escalones dificultan que se pueda entrar con una silla de ruedas, situación similar que se registra en Urbanismo, donde una escalera de caracol interior para acceder a algún departamento, convirtiéndose en un obstáculo importante para personas con la movilidad reducida.

Precisamente en el proceso de adaptación a las normas de accesibilidad vigentes se contempla también en un futuro, un nuevo emplazamiento del actual Registro General, sito en la planta baja del consistorio, para poner fin a las dificultades que tienen muchos vecinos a la hora de acceder al Concello por las escaleras de entrada, ante la imposibilidad de construir una cuesta adaptada.