Un autobus de Autos Grova circulando por las calles de Gondomar

Desde que comenzaron las obras hace seis días en la calle Emigrante de Gondomar, la empresa encargada de hacer el servicio de trasporte de viajeros en la villa condal, Melytour, se niega a realizar dicho servicio hasta las parroquias de Chaín y Morgadáns.

Con tal motivo, el alcalde de Gondomar, Paco Ferreira, instó a la Xunta de Galicia para que inicie un expediente sancionador a la empresa por incumplimiento del horarios e itinerarios.

El argumento alegado por la empresa son las citadas obras que mantienen cortada la calle Emigrante, pretexto que el Gobierno municipal considera injustificado al haber sido habilitada una vía alternativa por la calle As Pereiras, que hace que el tráfico de vehículos de estas características quede totalmente normalizado. De hecho, esta vía alternativa es la usada por otros transportes pesados y de viajeros como el transporte de escolares que realizan Galisur, Autos Grova, etc.

Según Ferreira: “esto no deja de ser un pretexto que la empresa esgrime para rehusar el tener que realizar dicho servicio a las parroquias de Chaín y Morgadáns”. Por ello hoy mismo se requirió nuevamente a la empresa para que restituya inmediatamente el servicio, así como a la Xunta de Galicia, que tiene la competencia para que se inicie un expediente informativo, y que obligue a la concesionaria Melytour a restituir y cumplir el servicio establecido.