RUBENS // La Policía Local de Nigrán realizando un control de alcoholemia en la calle Torrente Ballester.

Nigrán dispondrá de un férreo dispositivo de seguridad con motivo de la noche de San Juan. 

Durante la noche de San Juan todos los efectivos de la Policía Local de Nigrán (25) trabajarán en el dispositivo especial de seguridad, contanto con el apoyo de la Guardia Civil de Baiona. La Agrupación de Tráfico realizará controles a los conductores en la zona. La Policía Autonómica será la encargada de vigilar la posible venta de alcohol a menores,  y los agentes del Seprona, estarán atentos a cualquier posible daño medioambiental, especialmente en las dunas de Panxón. Otros 25 voluntarios de Protección Civil de O Val Miñor junto a una ambulancia asistencial y otra medicalizada completan el amplio dispositivo.

Además se blindarán las dunas de Panxón con 700 metros lineales de valla de dos metros de altura para evitar cualquier desperfecto durante la noche de San Juan, por lo que los asistentes solo contarán con una zona de paso a la playa (el resto se eliminan para incluirlas dentro del cercado). Además, se las dotará de una iluminación extra para que la vigilancia por parte del Seprona sea lo más efectiva posible. “No se puede arrojar por la borda el trabajo realizado para la regeneración dunar, tenemos que ser precavidos”, insiste Juan González, alcalde de Nigrán.

Desde el Concello de Nigrán se ha dispuesto todo para que la mañana del viernes la playa se encuentre en perfectas condiciones. Así, poco antes de las 19:00 horas se desalojará el arenal para que a esa hora la empresa concesionaria ‘Cespa’ inicie la limpieza acompañada de los 16 operarios municipales de Vías y Obras. Como otros años, comenzarán los trabajos desde la punta de Panxón.

En total, se han concedido 24 autorizaciones de hogueras en todo el municipio que deben cumplir normas como no superar los 5 metros de ancho y tres de altura o un perímetro de seguridad de 12 metros.