Aser Estévez en el Circuito São Mateus (Portugal)

Aser Estévez siguió dominando un año más en la máxima categoría sobre la carretera, tras repetir triunfo en el ranking autonómico en categoría Élite, título que premia la regularidad a lo largo de toda la temporada, similar a la liga de fútbol. Es la octava vez que lo logra.

El pasado año en su tierra Aser Estévez volvió a ganar el Ranking Élite y Sub-23 una temporada más. Este es el premio a la regularidad a toda una temporada de casi 9 meses de competición, que arranca en febrero y termina a inicios del mes de octubre. El corredor que lo gana, tanto a nivel autonómico como a nivel estatal, es aquel que suma el mayor número de puntos a lo largo del año en cada una de las carreras y vueltas en las que participa en suelo gallego, similar a la liga de fútbol u otros deportes de equipo. El título será recogido en la próxima Gala anual de la Federación Gallega de Ciclismo el próximo 27 de enero en Lalín.

Con el triunfo del 2017, Aser Estévez revalida el título del 2016, 2015, 2012 y 2011 en la categoría reina, junto a otros logrados en categoría Sub-23 en 2010 y 2009, o en categoría juvenil hace 12 años, en el 2006, cuando militaba en el Club Ciclista O Rosal, el club que le enseñó a pedalear y donde empezaba su aventura sobre dos ruedas.

El ranking se acompaña de los dos Campeonatos de Galicia conseguidos en las modalidades de Fondo y Contrarreloj, el primero en junio en Pontevedra y el segundo, en mayo, en Baños de Molgas (Ourense). Además terminó segundo en la clasificación general final de la Copa de Galicia, prueba que perdió tras una caída en el calentamiento antes de la última prueba del año, lo que le impidió correr y puntuar en la misma tras ir de líder dos meses.

En definitiva, son unos números más que satisfactorios de todo un deportista que, año tras año, se supera y se ha convertido ya en un ejemplo a seguir por muchos jóvenes que practican el ciclismo e intentan continuar sus pasos hacia el éxito. De hecho, ya entrena a un grupo de jóvenes de la zona, en vistas de dar otro salto en un futuro no muy lejano.