Guardesiña en A Illa de Arousa

El Instituto Galego de Formación en Acuicultura (IGAFA) despidió hoy a la cría de lobo marino ceniciento Luis Muxía, que inicia su regreso al mar, y da la bienvenida para su recuperación al lobo marino más famoso de Galicia, Guardesiña.

Luis Muxía fue trasladado desde el Igafa al puerto de Vigo por una unidad móvil del CEMMA y allí embarcó con rumbo a aguas de Irlanda, donde será depositada. Esta cría de lobo marino fue rescatada en las costas de Muxía el pasado 17 de febrero y fue trasladada a la UCI de lobos marinos del establecimiento veterinario del CEMMA, en Nigrán. Tras una evolución favorable en el CEMMA el lobo marino, continuó su recuperación en el IGAFA, que finalizó favorablemente y en la que consiguió 31 kilos de peso.

Por su parte, el lobo marino Guardesiña llegó hoy al Igafa, donde permanecerá unas cuatro semanas para la segunda fase de su recuperación. Este lobo marino, de 85 cm de longitud, apareció en la costa de A Guarda el 14 de enero y fue trasladado a la UCI del CEMMA, donde consiguió los 21 kilos de peso. Tras una evolución favorable, los veterinarios del CEMMA autorizaron el comienzo de la segunda fase de recuperación en el IGAFA en A Illa de Arousa.

Al igual que en el caso de Luis Muxía, el mantenimiento y la atención sanitaria del mamífero le corresponderá al CEMMA, contando con la participación voluntaria del alumnado y demás personal del IGAFA. Además, se aprovechará la estadía de la cría de lobo marino para formar a los estudiantes en aspectos relacionados con el cuidado de los mamíferos marinos y la concienciación medioambiental.