ALFREDO

Día aciago en las carreteras de O Val Miñor al registrarse hasta tres accidentes a lo largo de la jornada de este miércoles.

El primero de ellos se registraba a las 5:40 horas de esta mañana en la rotonda del muelle de Baiona. Un conductor perdía el control del BMW que conducía y chocaba con una farola. Los dos ocupantes del turismo resultaban ilesos.

Horas más tarde, un vecino de Vigo sufría un espectacular accidente en plena VG-57, a la altura del municipio de Nigrán. Su conductor, y único ocupante, fue excarcelado por el GES de O Val Miñor y por los bomberos de O Baixo Miño. La víctima fue trasladada en una ambulancia al hospital vigués de Povisa con pronóstico reservado.

Ya esta tarde, a las 16:45 horas, se producía otro accidente de circulación. Esta vez en la rotonda de Ramallosa. Un menor de 17 años y natural de Gondomar, resultó herido al colisionar la moto que pilotaba con un todocaminos.

El menor circulaba por la PO-340 en dirección Ramallosa, al incorporarse a la glorieta colisionó con el todocaminos que procedía de la calle Manuel Lemos. El motorista resultó herido y fue trasladado por la ambulancia asistencial de Baiona al hospital vigués Álvaro Cunqueiro. Su pronóstico es reservado. El conductor del otro vehículo, un vecino de Baiona, resultó ileso.

Hasta el lugar se trasladó el GES de O Val Miñor, la ambulancia asistencial de Baiona y la Policía Local de Nigrán, que investiga los hechos.