ALFREDO // Brandufe, Vincios, la tarde de este miércoles

La Guardia Civil y la Policía Local de Gondomar, buscan a los asaltantes que en la tarde de este miércoles entraron a robar en una casa de Brandufe, Vincios, cuando en su interior estaba un hijo menor de la familia.

El menor, de unos 16 años, al notar la presencia de los intrusos avisó al abuelo, que vive a unos metros de la vivienda. Este a su vez llamó a la Guardia Civil y acudió a la casa en auxilio de su nieto. Al llegar al domicilio se produce un forcejeo y uno de los asaltantes golpeó al anciano con una bolsa. Este no se acobardó, y le puso la zancadilla al asaltante, que cayó al suelo y huyó del lugar. No ha trascendido si el anciano precisó de asistencia médica.

Fuentes consultadas por Telemariñas indican que los asaltantes son dos varones de unos 30 años, vestían de negro y huyeron corriendo del lugar. Unos de ellos resultó herido con un objeto cortante y abandonó el lugar dejando un rastro de sangre. Por el momento no se han producido detenciones.

Esta no es la primera vez que los amigos de lo ajeno visitan las viviendas de Gondomar a plena luz del día, por lo que los vecinos están preocupados y alarmados. Los asaltos más reciente se produjeron en el mes de abril del 2017, cuando varios individuos entraron a robar en al menos seis casa de Vincios, Vilaza y Casás. Los vecinos piden más presencia policial en la zona.