Monasterio de Oia

Hispania Nostra, asociación de referencia en la protección y difusión del patrimonio cultural, dio el pasado mes de febrero por buena la denuncia traslada por el partido político Movemento Oia–En Marea incorporando al Monasterio de Santa María de Oia en su Lista Roja. Esta Lista recoge aquellos elementos del Patrimonio Cultural Español que se encuentren sometidos a riesgo de desaparición, destrucción o alteración esencial de sus valores.

Desde Residencial Monasterio de Oia consideran que, «Hispania Nostra no fue rigurosa en el proceso de inclusión del bien en la citada lista. La asociación no corroboró la denuncia ni con la Dirección Xeral de Patrimonio, ni con el Concello, ambos conocedores de las diferentes intervenciones para la conservación del inmueble desde 2005. Tampoco se puso nunca en contacto con Residencial Monasterio de Oia como propietaria del inmueble para contrastar la veracidad del estado y los trabajos en el monasterio». 

Por ese motivo y tras la incorporación en la Lista Roja, responsables del monasterio remitieron información oficial y técnica explicando todas las intervenciones efectuadas desde 2005 a 2018, y las intervenciones ya planificadas para 2019. «En la información remitida mostramos fotos del estado previo a la adquisición del monasterio donde se evidenciaban las cubiertas colapsadas y la vegetación tomando la construcción, y fotos posteriores tras diferentes obras de acuerdo con las directrices de la Dirección Xeral de Patrimonio a lo largo de los años«, explican desde Residencial Monasterio de Oia.

«Junto a esta información sobre las intervenciones llevadas a cabo a lo largo de más de catorce años, se añadió un resumen de las acciones culturales realizadas de forma regular desde el 2005 destacando la apertura al público del monasterio por primera vez en su historia desde el año 2006″, señalan.

«Por último», afirman, «se transmitió la situación de bloqueo que sufre la rehabilitación integral del monasterio por criterios políticos a nivel local, a pesar de que el proyecto encaja en el Convenio Urbanístico acordado por el Pleno del Concello de Oia de 2011«.

«Desde el año 2015, la alcaldía actual bloquea entre otras etapas la exposición al público del proyecto y la posibilidad de alegar, aduciendo problemas relacionados con el agua sobre los que ya resolvió Augas de Galicia como ente competente», aseguran.

«Tras analizar toda la información remitida, se evidenció la falsedad de la acusación del representante de Movemento Oia – En Marea, que a pesar de ser informado como miembro del Pleno Municipal de todas las acciones que se realizaron durante más de catorce años sigue una línea de continuas difamaciones y mentiras que van más allá del interés y la manipulación con fines políticos«, finalizan desde Residencial Monasterio de Oia.