Un vehículo colisiona contra unas piedras que cayeron sobre la autopista en Baiona
ALFREDO // Estado en el que quedó el vehículo tras la colisión con las piedras.

Lo que iba a ser una noche de ocio casi acaba en tragedia. Dos vecinos de A Guarda se llevaron el susto de su vida cuando regresaban de ver el encuentro en Balaidos entre el Celta de Vigo y el Leganés.

Los dos jóvenes circulaban con su vehículo por la AG-57 Vigo-Baiona. Al llegar a la altura de la salida de la autopista en Baredo, unas piedras de grandes dimensiones se desprendieron de la ladera y cayeron sobre la calzada. El conductor no pudo frenar a tiempo y colisionó con las rocas. El Peugeot 306 en el que viajaban quedó destrozado. Ambos salieron ilesos.

“Cuando la vi, ya la teníamos encima. No me dio tiempo ni a frenar” relataba el conductor, quien afirmaba que “nos llevamos un susto tremendo, pero afortunadamente estamos bien”.

Los hechos se produjeron sobre las 23:30 horas. Hasta el lugar se desplazó la Guardia Civil de Tráfico que regulo la circulación. El servicio de Conservación de Estradas se encargo de limpiar la vía.