Indignación entre los usuarios de la piscina de A Ramallosa ante la falta de maquinas
ALFREDO // La Policía Local de Nigrán con usuarios de las instalaciones de la piscina mancomunada

Enfado, malestar, indignación y hasta estafados se siente los usuarios de la piscina mancomunada de A Ramallosa ante la falta de máquinas de gimnasia que la empresa concesionaria, Serviocio, tenía que instalar tras la reforma de 260.000 euros que llevó a cabo en el mes de agosto.

Según Serviocio, dichas reformas consistieron en el acondicionamiento de los vestuarios, la limpieza del vaso y el tratamiento de suelos antideslizantes en la playa de la piscina. También realizaron mejoras informáticas, con acceso a Wifi para todos los usuarios, del sistema de renovación de aires y una renovación importante de su material didáctico, con máquinas de cardio y de Fitness, pero a día de hoy, según los usuarios, la renovación de la máquinas de gimnasia no se llevó a cabo.

Los usuario se quejan de que les pasaron el recibo del mes de septiembre, con subida incluida, y no puede disfrutar de las instalaciones. “No nos avisaron de que no había máquinas. Vino gente a hacer spinning y se tuvieron que ir para casa. Pidieron las hojas de reclamaciones para presentar quejas y no había, por lo que llamaron a la Policía Local de Nigrán”, comentó una de las afectadas a Telemariñas.

Ana Carrera es una de la usuarias afectadas. Esta vecina de Nigrán vino a ver su horario de zumba.  “Nos quitaron las clases y aún por encima me encuentro con que no hay máquinas de gimnasia”, afirmó.

Ana se pregunta para que reabren la piscina y cobran la cuota del mes de septiembre si no tienen las instalaciones a punto. “Me están cobrando por algo que no me están dando. Quisimos poner una reclamación y no hay hojas de reclamaciones. Llamamos al director de las instalaciones y tardó más de 40 minutos en presentarse porque no nos quería atender”, aseguró esta usuaria.

Carrera también se queja de que el profesor de zumba le ofrecieron venir por las mañanas cuando las clases son por las tardes. “Han invertido 260.000 euros y las instalaciones siguen igual de mal. Están haciendo publicidad de BeOne para que los usuarios se vayan allí hacer spinning”, indicó.

Fernando de la Peña, también vecino de Nigrán, y usuario de la piscina desde que abrió en el año 2001 es otro de los afectados. “El estado deficiente de las instalaciones en general impide que se desarrollen las actividades con normalidad. Tenemos problemas de humedad, las duchas no funcionan, las maderas de la sauna son recicladas y se caen a trozos, las taquillas están en muy malas condiciones, esto es un desastre”, apuntó.

Fernando llegó esta tarde a la piscina y se encontró con que sólo había tres máquinas, “las mismas que los tres alcaldes se hicieron la foto para salir en la prensa”. Fernando no entiende porque les cobran por algo que no están disfrutando.

Otro de los usuarios afectados es David Alves, de Nigrán,. “Hace tres meses se programaron unas reformas, sobre todo en la piscina y en el gimnasio. Cerró todo el mes de agosto. Llegué hoy lunes y me encontré con que en la sala de gimnasia sólo había como media docena de bicicletas elípticas. Faltan cintas de correr, bicicletas estáticas, aparatos de musculación etc. Me siento engañado como la mayoría de mis compañeros de las instalaciones, porque estamos pagando por un servicio que no podemos disfrutar por falta de máquinas”, explicó.

Los usuarios afectados, más de 100, van a pedir que devuelvan el dinero de la cuota cobrada del mes de septiembre. Al mismo tiempo están pensando en crear una plataforma de afectados.

Indignación entre los usuarios de la piscina de A Ramallosa ante la falta de maquinas
ALFREDO // Una usuaria poniendo una reclamación