La Diputación de Pontevedra inició las obras de mejora de la seguridad viaria en la EP-2204 Sabarís-Belesar, Baiona, trabajos que se enmarcan en el objetivo de la institución provincial de garantizar la accesibilidad y la seguridad viaria y peatonal en el conjunto de la red de carreteras provinciales.

Más al por menor, estos trabajos tienen por objeto acondicionar el trazado de la peligrosa curva de A Estibada en el punto kilométrico 3+300 de la dicha carretera, además de habilitar una cuneta transitable en su margen derecha, delimitando claramente la circulación del tráfico y con un diseño utilizable y practicable por vehículos y peatones en condiciones de seguridad, comodidad y accesibilidad universal.

La Diputación adjudicó las obras a la empresa Construccións Caldevergazo por un presupuesto de 80.828 euros y con un plazo de ejecución de cinco meses. Los trabajos consisten en la ampliación del radio de la curva a 88 metros y la ejecución de una plataforma con dos carriles de 3,30 metros cada uno, con arcenes de un metro en ambas márgenes, además de una cuneta transitable de hormigón de 1,5 metros de ancho en la margen derecha y una cuneta en tierra de 1,5 metros en la izquierda.

Además, se realizará la mejora de la señalización y reposición de servicios afectados en el trecho del proyecto y se mejorarán instalaciones como el drenaje de pluviales en todo el ámbito de actuación.