El alcalde de Baiona, Carlos Gómez Prado, y Presidente de la Mancomunidad del Val Miñor durante el 2020, visitó el pasado miércoles las obras de mejorar que se están llevando a cabo en las instalaciones de la Piscina Mancomunada de A Ramallosa con una inversión de 29.638 euros.

Gómez estuvo acompañado por Paco Ferreira, alcalde Gondomar, en su visita a la supervisión de los trabajos que se realizarán en varias fases. La primera de ellas está focalizada en el techo de los vestuarios, concretamente se están cambiando las planchas de pladur por otras nuevas.

La segunda fase se centrará en la cubierta de la instalación. Se llevarán a cabo trabajos de impermeabilización en los canalones, las bajantes y las ventanas de la parte alta de la cubierta.

La última fase tiene como fin poner en valor la parte exterior de la instalación mancomunada. En la zona ajardinada se instalarán duchas y cabinas para que los usuarios puedan disfrutar de esta zona en los meses con mejor climatología.

El regidor baionés, que finalizó su presidencia en la Mancomunidad el pasado 31 de diciembre, apunta que “es necesario cuidar los edificios públicos, y más si cabe cuando son utilizados por gran parte de la población del Val Miñor, como es el caso de estas instalaciones mancomunadas. Con estos trabajos se mejorará sustancialmente tanto el aislamiento térmico de la instalación como la impermeabilización, además de poner en valor la zona del jardín para que los miñoranos disfruten de un nuevo espacio con muchas posibilidades”.

El centro deportivo dispone de piscina, sala fitness con áreas dedicadas al entrenamiento cardiovascular o al funcional y peso libre, además de zona de relax con sauna y baño turco.