GUARDIA CIVIL

Con motivo del dispositivo especial que se estableció el pasado fin de semana para controlar los desplazamientos que se podrían realizar durante el puente del 1 de mayo, los efectivos de la Agrupación de Tráfico de la Guardia Civil realizaron algo más de un centenar de pruebas de alcohol y drogas en la red viaria de la provincia de Pontevedra.

En el marco de este dispositivo de seguridad vial que tenía la doble finalidad, por una lado, controlar el cumplimiento de las restricciones de movilidad impuestas por el confinamiento del Covid-19 y por otro, poner fuera circulación a aquellos conductores que habían bebido o consumido alcohol y/o drogas, los efectivos del Subsector de Tráfico de la Guardia Civil de Pontevedra, realizaron un total de 116 pruebas para vigilar el consumo de sustancias psicoactivas, detectando 11 conductores que dieron positivo en alcohol y 9 en drogas.

Alcoholemias:

Se realizaron 107 pruebas de detección de alcohol y se detectaron 11 conductores que dieron resultado positivo. De ellos, 9 fueron denunciados por vía administrativa y los 2 restantes por vía judicial, por haber superado la tasa establecida de 0,60 mg/l., en aire inspirado.

Entre los conductores interceptados con alcoholemia positiva sobresalen los dos casos que rebasaron la tasa establecida de 0,60 mg/l. en aire inspirado, en los que se procedió a la inmovilización de los vehículos.

Uno de ellos sucedió el sábado, día 2, sobre las 19:30 horas, cuando una patrulla del Destacamento de Tráfico de Vilaboa intercepta en el kilómetro 6,500 de la PO-551, en el tramo de Marín a Rande, a un vecino de Bueu, con evidentes síntomas de conducir bajo la influencia de bebidas alcohólicas. Las pruebas confirmaron las sospechas y el conductor arrojó sendos resultados positivos con tasas de 0,94 y 0,98 mg/l.

El segundo caso se registró la madrugada del domingo al lunes, a la altura del Km. 46,700 de la carretera PO-552, en el término municipal de O Porriño. En esta ocasión, efectivos del Destacamento de Tráfico de O Porriño interceptaron a un joven vecino de A Guarda con una alcoholemia positiva de 0,90 y 0,82 mg/l. que, además, arrojó resultado indiciario en la prueba de drogas.

En ambos casos, los Equipos de Atestados e Informes instruyeron diligencias que se remitieron a los Juzgados de Instrucción de guardia de Marín y Tui respectivamente. También se confeccionaron denuncias administrativas por quebrantar el confinamiento establecido tras la declaración del estado de alarma, ya que no se acreditaron causas justificadas de los desplazamientos.

Drogas:

En el marco del mismo dispositivo, también se detectaron a 9 conductores que arrojaron resultados positivos indiciarios en el consumo de estupefacientes, todos ellos pendientes de validar por el informe del laboratorio.

Se reitera, una vez más, que la ley prohíbe conducir con presencia de drogas en el organismo del conductor, quedando excluidas las sustancias que se utilicen bajo prescripción facultativa y con una finalidad terapéutica. Esta infracción catalogada como muy grave está castigada con una sanción de 1.000 € y la retirada de 6 puntos.

FUENTE: GUARDIA CIVIL