GUARDIA CIVIL

La Guardia Civil decomisó en Baiona un lote de 28 kilos de pulpo y cerca de 8 kilos de nécoras que se transportaban en una furgoneta sin la preceptiva documentación que amparase su legal circulación y tenencia.

La intervención se produjo ayer en el transcurso de un punto de verificación selectiva de vehículos que tenían establecido las patrullas del Seprona de la Guardia Civil de O Porriño y Vigo, a la altura del Km. 15,800 de la carretera PO-552, en la localidad de Baiona.

El conductor del vehículo interceptado en el control, una furgoneta isotermo que supuestamente se dedicada al transporte de pescado, fue retenido bajo la sospecha de transportar productos del mar extraídos de manera furtiva y en su interior se localizaron 7.7 kilos de nécoras, supuestamente capturadas en época de veda y 28 kilos de pulpo, algunos de ellos sin cumplir el peso mínimo establecido, que circulaban sin ningún tipo de documentación ni justificante de compra en la lonja u otro lugar autorizado.

Al identificar al conductor y propietario de la mercancía se le informó que se procedía a la aprehensión del pulpo y de las nécoras, al mismo tiempo que se le denunciaba como supuesto autor de sendas infracciones administrativas a la vigente Ley de Pesca de Galicia.

Tanto el pulpo como las nécoras se entregaron en un comedor social de Vigo y las denuncias se remitieron al órgano competente de la Consellería do Mar, de la Xunta de Galicia.

FUENTE: GUARDIA CIVIL