GUARDIA CIVIL DE TRÁFICO

La Guardia Civil interceptó este fin de semana a un conductor de 86 años circulando en sentido contrario por la autovía A-55 (Vigo-Tui), a la altura del término municipal de O Porriño.

Los hechos sucedieron la tarde del pasado viernes (18:15 h) cuando una patrulla del Destacamento de Tráfico de la Guardia Civil de O Porriño, detecta un turismo circulando en sentido contrario, a la altura del Km. 17:200 de la autovía Vigo-Tui. El vehículo circulaba sentido Tui, pero lo utilizaba la calzada por donde fluía el tráfico que se dirigía a Vigo.

El riesgo que estaba ocasionado este vehículo circulando por la autovía en sentido contrario enseguida se puso de manifiesto con las llamadas de alerta recibidas de los demás usuarios, que se vieron obligados a efectuar bruscas maniobras de evasión para evitar la colisión.

La normalidad se restableció pocos momentos después cuando la patrulla del Destacamento de Tráfico logra interceptar al conductor y retirar el vehículo de la calzada, sin que se produjera ningún tipo de accidente.

El conductor resultó ser un vecino de Vigo, de 86 años, que, a tenor de sus explicaciones, se desorientó y al salir de la autopista (AP-9) con la supuesta intención de enlazar con la autovía, en lugar de continuar hacia Vigo realizó un giro incorrecto y se desplazó durante 300 metros en sentido contrario por la autovía.

Una vez restablecida la normalidad, el conductor fue denunciado por una infracción al Reglamento General de Circulación, por circular en sentido contrario al estipulado en vía dividida en dos calzadas, entrando en la autovía en sentido contrario y tendrá que hacerle frente a una multa de 500 euros y 6 puntos.

Asimismo, se le propuso para un reconocimiento psicotécnico extraordinario por considerar los componentes de la patrulla que podría estar incurso en alguna de las limitaciones psicofísicas para la conducción.