GUARDIA CIVIL

La Guardia Civil de Tráfico investiga a un conductor de Baiona que casi cuadruplicaba la tasa de alcoholemia. Los hechos tuvieron lugar sobre las 20:30 horas del pasado sábado día 13, cuando el vehículo fue detectado por el radar circulando por el km. 166,700 de la N-550, término municipal de Tui, a una velocidad de 104 km/h en un tramo limitado a 50 km/h.

Posteriormente, el conductor, tras arrojar una tasa positiva de alcoholemia de 0,90 mg/l en aire espirado, es investigado por un delito contra la seguridad vial, siendo remitidas las diligencias al Juzgado de Guardia de Tui.

Por este hecho, puede enfrentarse a pena de prisión de 3 a 6 meses, multa de 6 a 12 meses o trabajos en beneficio de la comunidad de 31 a 90 días, además de la privación del derecho a conducir vehículos a motor y ciclomotores por tiempo superior a uno y hasta cuatro años. En cuanto a la infracción de velocidad, sanción de 600 €, así como la retirada de 6 puntos de su permiso de conducción.

El Subsector de Tráfico de Pontevedra viene observando un repunte de este tipo de infracciones (exceso velocidad y alcoholemias), tras el confinamiento derivado por el estado de alarma, por lo que se intensificará la vigilancia mediante controles para detectar la presencia de alcohol o drogas durante la conducción, así como también los excesos de velocidad.

FUENTE: GUARDIA CIVIL