Investigan a un joven de Baiona por malos tratos en el ámbito familiar y tráfico de drogas
GUARDIA CIVIL

La Guardia Civil investigó penalmente a un joven de 21 años, vecino de Baiona, acusado de sendos delitos de violencia doméstica en la persona de su madre y contra la salud pública, por tener una pequeña plantación de marihuana en su casa.

Los hechos llegaron a conocimiento de la Guardia Civil cuando una patrulla de seguridad ciudadana del Puesto Principal de Baiona-Nigrán, acude a un domicilio de la localidad de Baiona para atender la llamada de auxilio de una madre que estaba siendo agredida por su hijo.

Al comprobar los detalles del relato de esta madre, que no solo hace referencia a que fue maltratada físicamente por su hijo, sino que también le había causado algunos destrozos en la vivienda, la Guardia Civil pudo observar que en el interior del inmueble había una estancia con un invernadero portátil, equipado con todo el sistema de climatización y ventilación para el cultivo “indoor” de marihuana. En las estanterías de la misma habitación tenía varias macetas, algunas de ellas con plantas de cannabis de distintos tamaños, además botes con fertilizantes y pastillas para el abono.

Una vez confirmado que el hijo de esta señora era el dueño y responsable de este pequeño cultivo de marihuana que se encontró en la vivienda, la Guardia Civil procedió a su incautación al mismo tiempo que se le notificó su condición penal de investigado como presunto autor de sendos delitos de violencia doméstica y contra la salud pública.

Las diligencias instruidas fueron remitidas al Juzgado de Instrucción de guardia de Vigo, donde deberá comparecer cuando sea notificado.

Por su parte, la familia se puso en contacto con este medio de comunicación y negó que  hubiera tal agresión.

Info: Guardia Civil