GUARDIA CIVIL

La Guardia Civil investiga penalmente a dos vecinos de Tui acusados de un presunto delito de maltrato animal. El Seprona localizó en un cobertizo tres perros atados con cadenas de hierro que les habían provocado graves heridas alrededor del cuello.

Los hechos sucedieron a mediados de la pasada semana cuando la Patrulla del Seprona de la Guardia Civil de Tui tiene noticia de que se habían encontrado dos cachorros vagando por una calle de la localidad. Los animales carecían de microchip y presentaban unas condiciones higiénico-sanitarias muy deficientes, con el cuerpo completamente cubierto de piojos y garrapatas.

Se realizaron gestiones para localizar al propietario de los perros y en una céntrica calle de Tui se localizó un cobertizo con tres perros, entre ellos la madre de los cachorros. Los animales se encontraban atados con cadenas de hierro, que les habían provocado graves heridas alrededor del cuello y en unas deplorables condiciones higiénicas y sanitarias.

Con la inestimable y excepcional colaboración de la Protectora de Animales Aloia de Tui se procedió a la incautación de todos los perros que tuvieron que recibir una inmediata atención de los servicios veterinarios de la localidad debido a la gravedad de las lesiones que presentaban, especialmente los adultos.

El informe de la clínica veterinaria que los atendió aporta una idea muy gráfica de la gravedad de sus heridas. Los tres perros tenían idénticas lesiones en el cuello, presentando una gruesa cadena incrustada debajo de la piel que atravesó el tejido subcutáneo llegando a la capa muscular.

Aparentemente, esta cadena tenía que llevar mucho tiempo clavada, dado que la piel estaba creciendo por encima de ella.

Como consecuencia, fue necesario intervenir quirúrgicamente para retirar dichas cadenas del cuello de los animales y reparar las lesiones necrotizantes. Los perros tenían además una infestación masiva por pulgas y garrapatas que les estaban produciendo lesiones en la piel.

A raíz de estos hechos, la Patrulla del Seprona procedió a la investigación de las dos personas responsables de la situación de estos perros, a las que se le acusa de un delito de maltrato animal, del que conoce el Juzgado de Instrucción de guardia de Tui.

Al mismo tiempo, se formularon varias de denuncias por distintas infracciones administrativas a la normativa sobre animales domésticos, relacionadas principalmente con el bienestar animal, la falta de idoneidad de los alojamientos, falta de alimentación y agua, higiene animal, falta de asistencia veterinaria, registros documentales y sanitarios, entre otros.