ALFREDO // Imagen del nuevo hospital de Vigo

La falta de transporte público al nuevo hospital de Vigo, Álvaro Cunqueiro, ha motivado que la alcaldesa de Tomiño, Sandra González, escribiera una carta a la directora xeral de Movilidade, Helena de Lucas de Santos, con el fin de solicitarle una reunión en la que intentar alcanzar una solución a dicho problema.

Los Concellos de la comarca de O Baixo Miño recibimos diariamente quejas de vecinos que se ven obligados a desplazarse al nuevo hospital Álvaro Cunqueiro y no disponen de vehículo propio, pero están obligados a desplazarse en un transporte público que no tiene al hospital entre uno de sus destinos preferentes” comentó Rodríguez.

Además, la empresa encargada del servicio cuenta sólo con cinco autobuses, cuyo recorrido desde Tomiño hasta el hospital supone una hora y media de trayecto. Por encima, los horarios no tienen en cuenta las necesidades de los usuarios, llegando el último autobús a las 19:30 horas.

El problema afecta también a los sanitarios y personal auxiliar del hospital (un centenar de personas) que, hasta hace unas semanas, disponían de un servicio de transporte específico, ahora suprimido, por lo que están obligados a desplazarse en vehículos propios, contribuyendo al colapso en los accesos al hospital; atascos que se vienen produciendo desde que el centro hospitalario abrió sus puertas, sobre todo, en los tramos horarios de 7:00 a 8:30 horas y de 14:30 a 15:30 horas, es decir, cambios de turno del personal laboral. Además, los profesionales sanitarios deben asumir riesgos de carácter laboral derivados del cansancio de jornadas de guardia que deben cumplir.

Con el fin de buscar soluciones a ambas situaciones “que no sólo ponen en riesgo a los profesionales del centro hospitalario sino que perjudica de manera directa a los vecinos de los alrededores”, la alcaldesa solicitó una reunión para intentar llegar a la mejor solución.