Antonio Fernández Comesaña de UCN

La sala de los contencioso-administrativo sección tercera de la Audiencia Nacional, falló el pasado 29 de noviembre el recurso número 855/2016 a favor del portavoz de UCN, Antonio Fernández Comesaña, la demanda planteada contra el Ministerio de Justicia en reclamación de responsabilidad patrimonial por el funcionamiento anormal de la Administración de Justicia, por la que se reconoce en la sentencia un “daño moral como consecuencia de haber estado sujeto a una larga investigación en relación a unos hechos considerados especialmente alarmantes e infamantes, inherente a las dilaciones indebidas en el procedimiento penal, con consecuencias de desprestigio social, así como una carga patente de angustia y frustración” vinculadas a la “pena de banquillo”, por lo que el tribunal acuerda indemnizarme en la cuantía de 6.300€, a pesar de que el importe económico no resarcirá los irreparables daños políticos, personales, profesionales y ni tan siquiera los morales padecidos ante tanta injusticia sufrida, habiendo siendo defendido por el letrado Manuel Quintans Queiruga.

Los hechos se remontan a las diligencias previas 2967/2010 seguidas en el Juzgado de Instrucción número 3 de Vigo, en relación a la denuncia presentada ante la Fiscalía por el entonces concejal del PSOE, Juan Hermida Lago, relacionada con facturas de honorarios por la redacción del proyecto para la ejecución de las obras de “Humanización rúa Manuel Prado” (SAN PEDRO), en el marco de un convenio con la Diputación, hechos por los que el Juzgado de lo Penal 1, dictó sentencia absolutoria a favor de Fdez. Comesaña el 27/3/15 y posteriormente ratificada por la Audiencia Provincial, en sentencia del 14/7/15; “vial Provincial que doce años después todavía sigue igual, sin aceras y con serio peligro para la seguridad de los peatones que se juegan la vida a diario por un vial tercermundista que incumple la Ley de accesibilidad, siendo el alcalde actualmente diputado Provincial, pero parece no importarle para nada la seguridad de los vecinos”, afirma Comesaña.

“Sin embargo, me acusaron de falsificador, de emitir facturas falsas de obras no realizadas e imputado por supuestos delitos de fraude y tráfico de influencias, cuando todo era mentira, incluso llegando a negar la existencia de los proyectos técnicos que si obraban en poder del Concello, no sólo uno, sino cuatro ejemplares desde el 12/12/2006, por lo que la Fiscalía llego a solicitar mi inhabilitación para cargo o empleo público por un período de nueve años, así como prestar declaración ante el Seprona, en calidad de detenido; habiendo sido víctima de una persecución y linchamiento político-mediático sin precedentes, al judicializar el PSOE la política municipal con fines electoralistas perversos para presentarme ante los ciudadanos como un delincuente, a pesar de ser un simple concejal honrado y honesto, cuyo único delito fue el haber formado parte de un gobierno durante escasos tres años, pero -aunque tarde- afortunadamente al fin se hizo justicia“, indica.

“Pues todos aquellos que han querido desprestigiarme y hundirme políticamente -pero que no lo han conseguido- que tomen buena nota, porque fui absuelto, no sólo una, sino dos veces, tanto en el Juzgado de lo Penal como en la Audiencia Provincial, a pesar del recurso de la Fiscalía, y que después de dos absoluciones haya conseguido que me indemnicen por los daños morales sufridos, es una perfecta demostración de la barbaridad que tuve que sufrir durante cinco largos años, pero confiado en que finalmente la justicia pondrá a cada uno en su sitio, lo que obliga a reflexionar de que en política no vale todo, y así es como se desprestigia, y aunque no guardo rencor, todavía sigo esperando disculpas públicamente”, concluye el portavoz independiente.