La cabeza de un corzo disecado sorprende a los conductores en Oia
ALFREDO // La cabeza de rebeco disecada sobre la señal de Mougás-A Mata

Encontrarse un animal suelto en medio de la carretera en Oia es casi algo habitual. Pero esta semana lo que apareció fue una cabeza disecada que provocó varios sustos a conductores que pasaron por la PO-550 a la altura de Mougás.

Y es que aún casi no había amanecido cuando sobre el cartel de “A Mata”, sobresalían dos cuernos. Algunos conductores dieron la vuelta varios metros después cuando asimilaron que había algo extraño en aquella señal. Nadie sabe ni cómo llegó ni cómo se fue, pero lo cierto es que la cabeza disecada de un rebeco apareció sobre el letrero. En menos de una hora alguien la hizo desaparecer.

Quizás el trofeo no haya caído esta vez en manos de un cazador, sino de cualquier conductor sobre cuya chimenea luce ahora la cabeza del animal.