ALFREDO

Desde este jueves, 7 de noviembre, la calle Ourense, en el tramo comprendido entre las calles Compostela y Colón, dejará de cerrarse al tráfico debido a la celebración del Mercado Semanal en la ciudad.

De este modo se busca facilitar el tránsito por el casco urbano, así como el acceso al aparcamiento municipal en la parte trasera del área Panorámica, tras la apertura en los últimos meses de la calle Ourense hacia calle Colón/Augusto González Besada/Martínez Padín.

Esta medida conlleva el cambio de emplazamiento de algunos puestos de venta ambulante y la reordenación de otros. Así, los puestos situados en la calle Ourense pasarán a colocarse en la calle Mondoñedo ocupando los espacios que había vacíos.

Además, los puestos que se emplazaban en el tramo de la calle Compostela entre el cruce con Casal Aboy y Ourense se desplazarán al tramo de la misma calle entre los cruces con Ourense y Betanzos. En esta calle Compostela pasan a colocarse tres filas de puestos.  Igualmente hay un cambio en un puesto de ropa de la calle Lugo hacia la calle Mondoñedo.