CEDIDA

El Castro del Pico da Bandeira es un castro de grandes dimensiones con enormes murallas, fosos y parapetos, de aproximadamente seis hectáreas, que controla el valle de Salcidos y el estuario del río Miño desde el Norte, siendo visible al Sur el famoso Castro de Santa Trega.

El Castro, tiene forma de “globo” y presenta distintas terrazas, situándose en la parte superior del mismo la principal que sería la croa. El Castro se encuentra mayoritariamente en territorio de Salcidos (A Guarda), en terrenos de la Comunidad de Montes de dicha parroquia. Una pequeña parte del mismo se sitúa en terrenos de la Comunidad de Montes de O Rosal.

Durante la década de los años 20 del siglo pasado, se realizaron intervenciones arqueológicas por parte de la “Sociedad Pro-Monte Santa Tegra”, pero la falta de estudios científicos sobre sus hallazgos y la falta de excavaciones más recientes no han permitido fijar una cronología para el mismo. Sin embargo, han aparecido restos de tejas y algunos otros materiales de la época romana, que apuntan a que pudo estar habitado, cuando menos, en el cambio de era.

La Comunidad de Montes de Salcidos fue la promotora de los recientes trabajos de adecuación de gran parte del castro (cerca de 3,5 hectáreas) tras más de un siglo, que consistieron en el desbroce y tala de árboles de su interior con el fin de comenzar las labores de puesta y valor.

Durante estos trabajos fue localizado un pequeño muro curvo que pertenecía a los restos de una vivienda en uno de los lugares en los que, probablemente, actuó la “Sociedad Pro- Monte Santa Tegra”.

En el interior del Castro se conservan restos de un petroglifo caracterizado por diversas líneas y que posee lo que parecen ser los restos de, cuando menos, tres escalones que pudieron ser usados por los habitantes del castro para subir o bajar por esta piedra. Recientemente, en sus inmediaciones, fue localizado el Petroglifo dos Campos, consistente en diferentes motivos circulares y un reticulado.

Tanto el petroglifo del Pico de la Bandeira 3 cómo el de Os Campos localizados en terrenos de la Comunidad de Montes de Salcidos, se corresponden con petroglifos prehistóricos (2.500 a. C -750 a. C) de carácter geométrico, y serían realizados con piedras más duras que el granito mediante percusión y abrasión que deja un característico surco en forma de “U”.

Del mismo estilo es el petroglifo del Monte da Bandeira que consta exclusivamente de un reticulado y que se encuentra en los terrenos de la Comunidad de Montes de O Rosal. Las mejores horas para poder visualizar estos motivos sería al amanecer y atardecer.

Durante estos trabajos fue localizado un pequeño muro curvo que pertenecía a los restos de una vivienda