BANDALLO

La Consellería do Mar, a través de Portos de Galicia, llevará a cabo a limpieza de la dársena del puerto de Baiona. Esta actuación se enmarca en la cuarta fase del plan de limpiezas que el ente público puso en marcha en el año 2013 por primera vez y que retoma de nuevo este año con diversas acciones a lo largo de las próximas semanas.

El presidente de Portos de Galicia, José Juan Durán, presentó esta mañana en la sede del organismo en Pontevedra, esta nueva edición del programa de limpieza que se desarrollará en diversos puntos del litoral gallego. Durán Hermida destacó que “la experiencia acumulada en los años anteriores indica la necesidad de continuar con esta iniciativa que permite retirar de los fondos marinos residuos materiales que nunca debieron llegar al mar”.

Asimismo, añadió que Portos de Galicia lleva a cabo este tipo de actuaciones con carácter regular para mejorar la seguridad en las aguas interiores e impulsar la protección de la fauna marina, que puede ser afectada seriamente por la acumulación de residuos en los fondos marinos. De este modo se refuerza la sostenibilidad ambiental de los muelles de titularidad autonómica, una de las líneas de trabajo estratégicas del ente público.

La limpieza de las dársenas implica la recogida selectiva de objetos del fondo marino dentro de las aguas interiores del puerto, bien entendido que no se trata de un dragado, sino de la recogida de residuos, que se encuentran en el lecho marino producidos por la caída accidental de los mismos o por otras razones. Con esta acción se pretende sumar a la limpieza en tierra la limpieza en el fondo del mar y mejorar además la imagen de las instalaciones.

El equipo de trabajo que se encargará de la limpieza en las dársenas de Baiona está formado por 5 buceadores y como medios mecánicos contarán con un barco con grúa. Además, la empresa estará coordinada en tierra con la encargada de la limpieza de Portos de Galicia, que tendrá preparados los contenedores para el depósito de los residuos en tierra y realizará su gestión selectiva.

Por la experiencia llevada a cabo en los pasados años, entre los residuos que se acumulan en los fondos marinos, se encuentran diversos objetos de medianas y grandes dimensiones, como restos de embarcaciones, ruedas de las defensas de los muelles, cadenas, cabos y hasta elementos de tipo doméstico. Además, en las limpiezas anteriores se retiraron restos de la propia actividad portuaria que accidentalmente acaban en el fondo del mar, como cajas de pescado o cabos desprendidos de embarcaciones atracadas en el muelle.