La Confederación Hidrográfica Miño-Sil se comprometió a la redacción de un proyecto para la construcción de una senda fluvial en el río Pego de Tomiño y a la renovación del colector; obras que significarían una inversión de 1,5 millones de euros, aproximadamente.

Así lo indicó el presidente de la confederación, José Antonio Quiroga, quien recibió esta semana a la alcaldesa de Tomiño, Sandra González, y al concejal de Servicios Públicos, Lois Vázquez.

El compromiso adquirido por ambos organismos, se traduciría en la firma de un convenio, por lo que la Confederación Hidrográfica Miño-Sil acercaría el 80% del coste total de la obra, y el Concello de Tomiño el 20% restante.

Esta importante obra permitiría a la gente de Tomiño llegar hasta la Senda del Miño, que transcurre paralela al río, a través de un paseo peatonal o en bicicleta, por un entorno natural, incentivando una movilidad más sostenible.

La nueva senda transcurriría paralela al río a lo largo de unos 3 Km. desde la parroquia de Tomiño hasta la desembocadura del Pego en el Miño. Con este nuevo trazado se conseguiría dar continuidad a la red de sendas ejecutadas en los últimos años, y al mismo tiempo, se mejoraría la red de saneamiento de la zona que cuenta con filtraciones procedentes de aguas pluviales, dificultando los procesos de depuración en la Estación Depuradora de Aguas Residuales del Concello de Tomiño.

La alcaldesa señaló que a partir de ahora los técnicos del Concello trabajarán con los de la confederación para encontrar las mejores alternativas en la construcción de la senda del Pego. “Agardamos comezar a traballar cos técnicos da confederación antes de fin de ano”, adelantó la regidora local tras la reunión. Al mismo tiempo, invitó al presidente de la confederación hidrográfica a visitar Tomiño para conocer in situ la zona por la que transcurriría el sendero; visita que tendrá lugar, probablemente, cuando se firme el futuro convenio.

Se trata de una ruta con un alto valor paisajístico, histórico y turístico de la comarca que recupera un antiguo sendero, y que contribuirá también a difundir el patrimonio natural del Concello, permitiendo a la gente a recorrer un espacio idóneo para la práctica deportiva.

O obxectivo é dar á nosa veciñanza acceso directo ao Miño poñendo a disposición unha senda co mínimo impacto ambiental, con sinalización e que informe sobre a flora e a fauna da zona”, informó González.