ALFREDO // Señales de balizamiento en el puerto de A Guarda, archivo.

La Consellería del Mar, a través de Portos de Galicia viene de revisar y reparar medio centenar de señales de balizamiento marítimo de las casi 400 instaladas en tierra en el entorno de los muelles de titularidad autonómica, entre ellos, los puertos de A Guarda y Panxón, Nigrán.

Con esta actuación el ente público refuerza las condiciones de seguridad para la navegación de las embarcaciones que acceden a los puertos gallegos. Así lo trasladó el presidente del ente público, José Juan Durán, en una rueda de prensa celebrada en la sede del organismo en Pontevedra, la provincia en la que más actuaciones se desarrollaron.

En general, la mayoría de estas reparaciones consistieron en la instalación o cambio de linternas, averiadas. Asimismo, se cambiaron los cargadores y baterías en varias balizas, se instalaron nuevos postes y se sustituyeron otro tipo de elementos de menor envergadura en casos puntuales.

Asimismo, se sustituyó el total de la baliza en caso alguno debido a los desperfectos ocasionados sobre todo por los temporales. En concreto, las boyas reparadas están instaladas en los espacios portuarios de las tres provincias gallegas.

Hace falta señalar que la grande mayoría de estas boyas reparadas son boyas rojas y verdes que se sitúan para delimitar las bocanas de acceso a los puertos. De este modo, se facilita a la navegación en la entrada y salida de los muelles y se reducen los riesgos para tripulantes y embarcaciones.