El Pleno del Concello de Tomiño, reunido ayer en sesión común, aprobó por unanimidad una declaración institucional del 8M, después de que esta fuera consensuada entre los tres grupos políticos que conforman la corporación municipal.

La alcaldesa de Tomiño, Sandra González (BNG), agradeció la actitud de la oposición, que, aunque llevaba sus propias declaraciones, decidió apoyar la del grupo de gobierno, después de debatirla y consensuarla entre todos los concejales y concejalas.

Na convicción de que nesta situación de crise é preciso o traballo de todas e todos, e asumindo a responsabilidade que nos corresponde como representantes da cidadanía, todos os grupos políticos do Concello de Tomiño deixan constancia do seu compromiso común coa igualdade plena, efectiva e real entre mulleres e homes”, reza la declaración aprobada ayer.

La alcaldesa destacó el hecho de que durante la pandemia se hizo evidente la desigualdad existente entre hombres y mujeres, estando las últimas en la primera línea de la crisis sanitaria y realizando trabajos relacionados con los cuidados que no cuentan con el reconocimiento que merecen.

A tal efecto, la corporación municipal acordó en primer lugar, expresar y reconocer el trabajo, tanto remunerado como no, de las mujeres en la crisis de la Covid-19; impulsar y reforzar el marco normativo municipal para que se introduzca de manera transversal la perspectiva de género en todas las acciones llevadas a cabo desde el Concello; continuar con la lucha contra la violencia de género en todas sus manifestaciones, y ampliar el Plan de Sensibilización Municipal de concienciación del conjunto de la sociedad en favor de una organización social corresponsable y de horarios más racionales.

Por lo mismo, se acordó demandar de las administraciones competentes, el aumento de los recursos destinados a la inspección laboral y el impulso de la creación de un cuerpo específico que tenga competencia para realizar inspecciones aleatorias con el fin de testamentar la existencia o no de discriminaciones por razón de género.

Al mismo tiempo, se instará a la Xunta de Galicia a fomentar, en colaboración con las entidades locales, medidas y programas de conciliación en los que se incorpore la perspectiva de género, e impulsar la aprobación de nuevas medidas que alienten la corresponsabilidad, a través de planes específicos, así como el desarrollo de programas de inserción laboral dirigidos a mujeres en situación de violencia de género.

Impulsar políticas dirigidas a cerrar las muchas brechas que quedan aún pendientes (laboral, salarial, social) o crear un Plan de sensibilización y concienciación del conjunto de la sociedad en favor de una organización social corresponsable y de horarios más racionales, fueron otras dos medidas que se trasladarán a la Xunta de Galicia para su implementación.