ALFREDO // La Cruz de Lampedusa en la Iglesia del Monasterio de Oia

A las doce en punto llegaba a la Iglesia parroquial de Santa María de Oia la Cruz de Lampedusa, llamada así por estar construida con restos de embarcaciones de migrantes naufragados en esa isla del Mediterráneo, y que fue bendecida por el Papa Francisco el 18 de julio de 2013. 

Esta obra del carpintero italiano Francesco Tuccio, recuerda el drama de las 366 personas que perdieron la vida al naufragar su embarcación el 3 de octubre del 2013 frente a la isla italiana buscando el sueño europeo huyendo de la miseria.

Esta pieza hecha con dos maderos de la barcaza, tiene 2,80 metros de alto y 1,50 de ancho, pesa 60 kilos y la acompaña tres símbolos de la tragedia, una brújula, un neumático, que se usaban como flotador, y dos chalecos salvavidas.

La Cruz de Lampedusa permanece en la Iglesia de Santa María de Oia para quienes puedan acercarse a contemplarla o a orar. Esta tarde se celebró una Misa presidida por el párroco D. Daniel Goberna. La Cruz permanecerá un día más en Oia y, mañana por la tarde estará expuesta al público en la Iglesia parroquial de Mougás.

Este “Viaje de la Cruz de Lampedusa” está promovida por la fundación “Casa del Espíritu y de las Artes” la cual, desde hace años, trabaja en Milán en los campos de la cultura, la música y las artes como instrumentos de servicio a los estratos más endebles de la población, en particular de los niños y de la juventud que vive en situaciones de grave dificultad social.