Debido al actual contexto de incertidumbre causada por la pandemia del Covid-19, el Comité de Xestión Estratéxica (CXE) de la Eurocidade Cerveira-Tomiño decidió reprogramar la IV edición del Simposio Internacional sobre Escultura do Miño para septiembre. Durante la reunión que tuvo lugar este martes por videoconferencia, los alcaldes de la Eurocidade también abordaron el tema del cierre de fronteras y los impactos en los trabajadores transfronterizos.

El plan de actividad de la Eurocidade Cerveira-Tomiño expuesto para 2021 podría reorientarse totalmente según la situación epidemiológica, de manera similar a lo que ya aconteció en 2020. En este momento, y aún con la expectativa del que se pueda llevar a cabo o no para el período de verano, el Comité de Xestión Estratéxica (CXE) de la Eurocidade Cerveira-Tomiño aprobó el aplazamiento al mes de septiembre de la IV edición del International Simposio sobre escultura do Miño que tendría lugar entre el 1 y el 20 de junio, y cuya esencia es el diseño de obras de arte en directo y en plena interacción con el público y con la naturaleza.

Sin estar en la orden del día de la reunión, pero debatido por la urgencia y el impacto diario en las poblaciones fronterizas, el alcalde de Vila Nova de Cerveira y la alcaldesa del Concello de Tomiño, Fernando Nogueira y Sandra González, respectivamente, abordaron el tema el cierre de fronteras, estando totalmente de acuerdo con la necesidad de control sanitario como medida de contención del Covid-19, pero sin perjuicio de los trabajadores transfronterizos y del transporte de mercancías.

La Eurocidade Cerveira-Tomiño apoya incondicionalmente la demanda de la Agrupación Europea de Cooperación Territorial (AECT) Río Miño para la apertura de los ocho puntos de paso entre el Alto Minho y Galicia, incluido el Puente Internacional de la Amistad Cerveira-Tomiño, sólo para quien tiene que moverse entre ambos lados de la raya para trabajar. Existe la expectativa de que el Consejo de Ministros del gobierno portugués, que se reunirá en los próximos días, pueda ser sensible a este problema, introduciendo cambios en las medidas restrictivas vigentes, facilitando las rutinas diarias y evitando las vergonzosas e interminables colas de varios kilómetros en el único punto de paso autorizado, Valença-Tui.