Los bomberos de Porriño organizan una jornada solidaria a favor de SOS Tomiño-Baixo Miño
CEDIDA // Imagen del parque de bomberos de O Baixo Miño, en O Porriño.

Desde el colectivo de trabajadores manifiestan su malestar por la falta de mantenimiento y reparaciones que la empresa concesionaria que gestiona el parque de bomberos de O Porriño, Matinsa, realiza sobre los vehículos de dicho parque y que repercute en un empeoramiento del servicio prestado y acaba desembocando en averías.

Como ejemplos; podemos aludir al hecho de que la empresa, a pesar de conocer el inminente temporal que iba a azotar la zona semanas atrás y que dejó más de 150 incidencias en los ayuntamientos cubiertos por dicho parque, no optó por reforzar los turnos de bomberos como sí hicieron parques como el de Silleda” afirman desde el colectivo.

Otro ejemplo”, dicen, ”es la negativa de la empresa a las reclamaciones de los trabajadores de que se deben realizar prácticas habituales con la lancha de rescate acuático, teniendo en cuenta la frecuencia con la que se producen accidentes y muertes en el río Miño en su discurrir por los ayuntamientos de As Neves, Salvaterra, Tui, Tomiño y O Rosal, todos ellos cubiertos por este parque comarcal”.

El caso paradigmático es el vehículo nodriza que es el encargado de suministrar reserva de agua en incendios de gran magnitud, pues posee una cuba con 8000 litros de agua. En este Vehículo se detectó una fuga de agua por tener una fisura en su casco hace años y de momento la única respuesta ha sido llevar el camión con sólo 5000 litros para que el agua no desborde al tomar las curvas” comentan.

Además la unidad NRBQ (Nuclear, Radiológica, Bacteriológica y Química) establecida en el parque debido a la importante concentración de riesgos químicos derivados de los grandes polígonos empresariales de la zona, no está operativa al 100% debido a que no se subsanan averías o defectos de poca cuantía pero enorme importancia” relatan.

El plan de ahorro de la empresa concesionaria no se frena con los vehículos. El 13 de febrero comunican, al comité de empresa, que con efecto inmediato procederán a bajar el sueldo a los bomberos. Esta aplicación del IPC negativo de 2014, contraviene la sentencia del Tribunal Superior de Xustiza de Galicia, que estimó la denuncia de los sindicatos y consideró que no podía aplicarse IPC negativo en la revisión salarial.

Pese a que la Diputación de Pontevedra no ha aplicado aún ninguna revisión al contrato de la concesionaria, Matinsa ha optado de manera unilateral por la bajada de sueldo de los Bomberos, saltándose así las tablas salariales pactadas y las normas salariales del propio consorcio.

En 2013 Matinsa ganó el concurso público para gestionar  los 4 parques de bomberos del Consorcio contra Incendios y Salvamento de Pontevedra con un presupuesto de 21 millones de euros. Su oferta  fue la más baja, las empresas  competidores la acusaron de temeraria.