La instalación de Burguer King, Decathlon, Lidl, Norauto, Worten y AKI en Porto do Molle genera 185 empleos
Imagen aérea de Porto do Molle, Nigrán

Con la firma de esta mañana del contrato con el arquitecto Pablo Menéndez, en tres meses la Zona Franca dispondrá de proyecto definitivo para la construcción de nuevas naves de pequeño y mediano tamaño con las que dar respuesta a la creciente demanda de las pymes para instalarse en el parque empresarial Porto do Molle.

Como explicó David Regades, a finales de mayo se convocará el concurso de una obra para los que los presupuestos de la entidad han reservado 2.784.554 euros y con la que se dará mayores facilidades de instalación a las empresas que no puedan acometer una gran inversión para el inicio de su actividad.

Estas construcciones, que se comercializarán en régimen de alquiler, se levantarán sobre dos parcelas situadas frente al Centro de Negocios. Con unos tamaños que oscilarán entre los 300 y los 500 m2 combinarán el espacio de naves y talleres con el de oficinas. La propuesta de la firma MAM Architecture propone levantar un conjunto industrial cuyo diseño responde a criterios técnicos y funcionales compuesto por entre once y catorce naves más seis talleres en un entorno luminoso, optimista y atractivo lo que aportará un valor añadido a las empresas usuarias.

Estas nuevas naves presentarán unos edificios de diseño innovador y alejado de la estética de la industria tradicional con un sistema flexible que permitirá combinar y conectar naves entre sí, tanto en el sentido longitudinal como en el transversal en función de las necesidades de espacio requeridas por las empresas.

Regades felicitó al arquitecto por su proyecto que también contempla el objetivo “Industry Zero Project” que pretende realizar las edificaciones industriales con niveles mínimos de emisión de CO2.