La Gira Exploraterra 2022, en la que las réplicas de los barcos históricos más emblemáticos de la gran era de las expediciones marítimas hispano portuguesas visitarán varios puertos de la Península Ibérica.

La Nao Victoria, la Nao Santa María, la Carabela Veracruz, la Carabela Boa Esperança, la Carabela Pinta y el Galeón Andalucía ya pasaron por Sevilla Cádiz y Huelva y recorrerán a lo largo de las próximas semanas Lisboa, Baiona y A Coruña, para sensibilizar al público que los visite sobre el rico patrimonio cultural que existe en torno a las grandes expediciones marítimas geográficas españolas y portuguesas, que abrieron la imagen del mundo moderno y revolucionaron el conocimiento que el hombre tenía del planeta.

Se trata de una de las actividades del proyecto Exploraterra, una gran iniciativa para preservar, poner en valor y promover la herencia común que conservan varias regiones de España y Portugal, ligada a las exploraciones marítimas que protagonizaron en los siglos XV al XVII. Unas expediciones que cambiaron el curso de la historia y dotaron a estos territorios de un especial vínculo cultural, etnográfico e histórico en torno a ellas que llega hasta nuestros días. El proyecto está liderado por la Fundación Nao Victoria, financiado con fondos FEDER a través del Programa INTERREG V A España Portugal (POCTEP) 2014-2020, y cuenta con la participación de otras instituciones: la Agencia Andaluza de Instituciones Culturales de la Junta de Andalucía, la Axencia de Turismo de Galicia, la Associação Portuguesa de Treino de Vela (APORVELA) y la Entidade Regional de Turismo do Algarve.

La gira Exploraterra 2022 arrancó en Sevilla el pasado 26 de enero con la presencia de la Nao Victoria, que abrió sus cubiertas al público de forma gratuita, para mostrar cómo fue el barco que protagonizó hace casi 500 años una de las expediciones marítimas más importantes de la historia: la Primera Vuelta al Mundo. Un hito que culminó décadas de viajes anteriores y marcó el inicio de una nueva era en el avance explorador y el conocimiento del planeta, gracias a la participación de los barcos y los marinos de España y Portugal.

Para que los visitantes puedan recorrer sus cubiertas con total seguridad, se adoptarán todas las medidas sanitarias pertinentes, como el uso obligatorio de mascarillas tanto del público como de la tripulación, disposición de geles hidroalcohólicos y el mantenimiento de la distancia de seguridad aconsejada.