guardia civil monte torroso
GUARDIA CIVIL

La Guardia Civil precintó varias zonas del Monte Torroso de A Guarda para advertir de lugares peligrosos por la colocación de obstáculos en pistas forestales.

No es la primera vez que esto ocurre. En esta misma zona agentes del Seprona retiraron y dejaron despejados los mismos caminos para evitar posibles accidentes por parte de cualquier persona.

La Guardia Civil investiga los hechos ya que, se entiende que han sido actuaciones intencionadas, que , con independencia de los posibles motivos que puedan argumentar sus autores, son obstáculos en un paso de monte que, además de prohibidos, pueden provocar accidentes que pongan en riesgo la integridad de las personas.

El Séprona retiró el martes las piedras y los troncos de árboles colocados en al menos dos pasos y, ayer sábado, han vuelto a aparecer colocados. Como medida cautelar se ha procedido a acordonar la zona para hacer visibles los obstáculos en el suelo con cintas a una altura prudencial.