GUARDIA CIVIL

La Guardia Civil de Pontevedra ha identificado a los integrantes de una organización delictiva dedicada a cometer estafas bancarias a través de Internet, cuya investigación se originó tras la denuncia de una empresa de la provincia.

Como resultado de la denominada operación “Marware”, que llevó a cabo la Unidad Orgánica de Policía Judicial de la Comandancia de Pontevedra, se ha investigado a 21 personas en Madrid, 3 en Toledo, 4 en Ourense y 4 en Portugal, acusadas como presuntas autoras de delitos de estafa y pertenencia a organización criminal.

Los implicados, a través de un software malicioso instalado en el ordenador de la víctima, conseguían desviar a sus cuentas importantes cantidades de dinero.

El procedimiento lo iniciaban con una campaña de captación, enviando a distintas empresas correos “phishing”, suplantando a una entidad bancaria. Una vez logrado la infección del ordenador de la víctima con la instalación del software malicioso, les permitía el registro de las claves bancarias de las cuentas utilizadas en la actividad comercial.

Tras este paso, el grupo criminal, valiéndose de una base de cuentas bancarias obtenidas previamente de sus “mulas económicas”, gestionaba las órdenes de transferencias, preferentemente en el ámbito nacional, aunque también se realizaron transferencias internacionales, fundamentalmente con Portugal y Reino Unido.

Durante la investigación se comprobó como en cuestión de pocas horas los autores vaciaron las cuentas pertenecientes a la empresa, valiéndose de un tipo software malicioso “malware” que les permitió acceder en remoto al ordenador de la empresa y registrar las claves bancarias, que les facilitó ejecutar posteriormente la estafa bancaria.

Pese a que los principales responsables del grupo criminal se asentaban en Madrid, donde han sido investigadas 21 personas, también han sido identificados otros integrantes de la organización en las provincias de Toledo, Ourense y en Portugal. En total se investigaron 32 personas, entre los que figura el responsable de reclutar a las “mulas económicas”, que es una de las piezas fundamentales del entramado delictivo, al ser los encargados de facilitar sus cuentas bancarias a la organización para retirar el dinero.

En el marco de la misma operación se detectaron otras dos estafas en sendas empresas ubicadas en Cantabria y Ceuta, por lo que el montante supera los 120.000 euros.

La investigación ha sido tutelada por el Juzgado de 1ª Instancia e Instrucción nº 1 de Cambados.

LA GUARDIA CIVIL ACONSEJA:

Para evitar ser víctima de phishing/malware informático: 

  • Nunca abrir o ejecutar archivos recibidos si tenemos duda de su procedencia.
  • Tener actualizado nuestro equipo y nuestro software antivirus. Un malware aprovecha las vulnerabilidades de nuestro equipo.
  • Como PYMES (empresa-autónomo) se aconseja tomarse en serio la seguridad informática de tu negocio, acudiendo a expertos consultores y en mantenimiento informáticos que te ayudarán a evitar las vulnerabilidades y a seguir buenas prácticas con las que evitar ser víctima de tales estafas bancarias.
  • Fundamental comprobar la dirección del remitente, aunque en el encabezado figure el nombre de nuestra entidad bancaria, si desplegamos la dirección del remitente comprobaremos que no se corresponde con el corporativo de la empresa, dichos grupos delictivos utilizan los servicios web gratuitos (Gmail, Yahoo!, Hotmail, etc.).
  • No facilites tus claves de banca online o los detalles de tu tarjea (número PIN) o cuentas bancarias.
  • Ante todo, actuar con SENTIDO COMÚN.

Para evitar ser “mula económica” (colaborador del delito):

  • Si alguien te pide trasferir dinero (online o efectivo) recibiéndolo de una tercera persona y entregárselo a otra, cobrando una comisión, entonces te está pidiendo ser una “mula económica”. Es un delito de blanqueo de capitales y tiene consecuencias penales.
  • Parece una manera fácil de ganar dinero sin riesgo aparente.
  • Justificándolo de diferentes maneras los “reclutadores” te pedirán un número de cuenta o que crees una nueva.
  • Estarás ayudando a las redes delictivas a mover anónimamente fondos ilegales de un país a otro.
  • Desconfía de ofertas de trabajo, que prometen ganar grandes cantidades de dinero fácil, solicitando tus datos bancarios. Si parece demasiado bueno para ser cierto ¡DESCONFÍA!

FUENTE: GUARDIA CIVIL