GUARDIA CIVIL

La Guardia Civil detuvo a un vecino de A Guarda acusado de un delito contra la salud pública, por tráfico de drogas. Supuestamente tenía establecido en su domicilio un punto de venta y distribución de estupefacientes a pequeña escala.

El operativo llevado a cabo por el Equipo de Investigación de la Guardia Civil de Tui, en el marco de las actuaciones que se vienen desarrollando en la provincia para erradicar la venta y distribución de drogas a pequeña escala, se puso en marcha cuando se tiene noticia de un supuesto punto de venta en una determinada zona del casco urbano de A Guarda.

Las vigilancias preventivas establecidas en el entorno por las patrullas de seguridad ciudadana del Puesto de la Guardia Civil de la localidad enseguida confirmaron las sospechas cuando se constata la presencia de consumidores habituales en la zona dando lugar a que, en apenas un mes, se formulasen cerca de una decena de denuncias administrativas por la tenencia y consumo de estupefacientes en la vía pública.

La investigación concluyó con la detención de estevecino de A Guarda, cuando fue sorprendido infraganti al salir de su domicilio para hacer entrega de varias “papelinas” a un consumidor habitual que lo esperaba a la puerta de su casa. En el momento de su detención llevaba una “papelina” en la mano y un pequeño monedero con otras diez “papelinas” que contenían pequeñas cantidades de cocaína y heroína dispuestas para su distribución y venta.

Se da la circunstancia de que no es la primera vez que se detecta la venta de drogas en este mismo domicilio. El mes de octubre del año pasado había sido detenido por los mismos motivos su hermano, que desde entonces se encuentra en prisión, al que se le habían incautado algo más de 100 gramos de heroína y varias dosis de cocaína.

El detenido, junto con la droga incautada, fue puesto a disposición del Juzgado de Instrucción de guardia en Tui, que decretó su libertad provisional con cargos.