Las Jefaturas Provinciales de Tráfico de Galicia, en coordinación con el Sector de la Agrupación de Tráfico de la Guardia Civil, han diseñado una serie de dípticos informativos destinados mejorar la seguridad vial de los miles de peregrinos que durante las fechas veraniegas recorrerán los diversos tramos del camino de Santiago en la Comunidad Autónoma.

En este sentido, en los últimos días y especialmente durante las jornadas de los días 20, 21 y 22 de junio, agentes de la Agrupación de Tráfico de la Guardia Civil repartieron entre los peregrinos los folletos informativos. Al mismo tiempo aconsejaron a los peatones y ciclistas sobre las medidas de seguridad que deben adoptar para evitar riesgos viales en su desplazamiento a Santiago.

En la Provincia de Pontevedra, las patrullas del Subsector se han dispersado por los diferentes puntos conflictivos del Camino, que son:

N-550 entre Tui y Porriño, el camino portugués de la costa entre A Guarda, Oia y Baiona, Redondela, Arcade y Figueirido, la EP-0002 en Tomeza, la PO-225 el cruce de Alba y la N-550 cruce de Carracedo. Por su parte, los efectivos del Destacamento de Lalin, vigilaron Dozón, y a Xesta en Lalín.

Los dípticos entregados por los motoristas de la Agrupación de Tráfico informan, entre otras cosas, sobre la necesidad de hacerse ver usando prendas y elementos reflectantes, de los lugares y formas de transitar por la calzada, de la imposibilidad de conducir una bicicleta utilizando simultáneamente el teléfono móvil o cascos auriculares o de la obligatoriedad del uso del casco los ciclos en todas las vías interurbanas.