Esta mañana se reunieron una representación de la hostelería de Nigrán y Gondomar para informar y comentar todas las reuniones que ha mantenido la comisión hostelera y OVALMI con las diferentes administraciones públicas, así como los compromisos alcanzados y las distintas medidas a seguir.

Los anuncios hechos desde la Xunta de Galicia y a falta de su publicación oficial en el DOGA, llevan al sector de la hostelería a una apertura con muchas limitaciones, tanto en su aforo como en sus horarios.

Estas nuevas restricciones son asumidas por parte de los empresarios hosteleros con resignación y enfado, ya que una vez más se les sigue tratando con inferioridad a otros sectores productivos y discriminando de forma alarmante.

El cierre de la hostelería a las 17:00 horas y la limitación de aforo al 30%, en una comunidad autónoma donde las terrazas a estas alturas del año, no son operativas, reduce en gran medida la facturación de unos empresarios que han visto reducido su año 2020, a ocho meses de trabajo, con las consecuencias económicas graves que eso conlleva.

En esta reunión se ha acordado realizar una concentración diaria y durante un mes, a las 18:00 horas en el puente de A Ramallosa, a modo de protesta.

Así mismo, se ha decidido hacer una recogida de firmas in-situ y en los propios locales, “pidiendo al Gobierno de la Xunta y al Central, que la hostelería no vuelva a cerrarse, ya que está más que demostrado que no son el problema y que, a pesar, de su cierre, los casos siguen en aumento, confirmando que sus negocios son totalmente seguros ante la COVID-19”.